Etiquetas

,

Vuelvo a esa maravillosa costumbre de sentarme delante del ordenador a juntar palabras. Recientes acontecimientos me han hecho bucear en aquel 2009 en el que empecé a tomarme en serio esto de escribir.

Releo mis primeros textos, y recupero este párrafo de un ejercicio de “traducción” del texto de Dino Buzzati Inviti Superflui, «60 racconti». El ejercicio, desarrollado durante los talleres de escritura creativa organizados por Roberto Valencia en la Fundación Buldain de Huarte-Pamplona, constaba de escuchar el sonido, la música del texto mencionado y escribir, según nos inspiraba, una “traducción” palabra por palabra. Y este fue el resultado:

En tu inocencia, te acercabas a mí y, cuanto más te aproximabas, más te empujaba yo a alejarte, conocedor de las cosas por venir, estrambóticos versos de la vida misteriosa, que así te esperaba.

Y ser seducida no por mi piel, que empezaba ya por entonces a ser vieja, y no dejarte embaucar por mi rostro, sino por los cantos de sirena que tu juventud esperaba, escuchando la llamada del futuro incierto ¿Recuerdas? No claro, tú no recuerdas.

Anuncios