Etiquetas

,

Desconfío de la palabra esfuerzo, inventada por Ford para que acudiésemos a fabricar coches sin rechistar. No creo que Da Vinci se levantara por la mañana diciendo “Cachis, ¡maldita sea! hoy otra vez a crear, qué pereza.” (Leonardo no usaba palabrotas, me consta). Sin embargo, deposito mi confianza en las palabras motivar, ilusionarse, enseñar, entregar, desear…

Anuncios